Esquema de compensación variable o bonos para ejecutivos o altos directivos

Factores clave de éxito

Los miembros de los equipos de alta dirección requieren estar muy bien pagados para que, por una parte defiendan los intereses de los accionistas, y además se esfuercen por lograr la rentabilidad, el crecimiento y la permanencia de la empresa en el corto y largo plazo.

¿Qué tomar en cuenta para desarrollar un esquema de bonos a directivos que sí funcione?

Tener claro que es lo que se quiere lograr con el esquema

En mi experiencia como consultor y consejero me he encontrado con muy variados intereses y propósitos, que van desde justificar un incremento a los ingresos de manera manipulada, hasta tener a los miembros de la alta dirección en “una jaula de oro” para que “no oigan el canto de las sirenas” y piensen en cambiar de empresa porque aquí pagan mal. Esta es una decisión estratégica que será tomada por el Consejo de Administración en el caso de empresas nacionales y por el Corporativo en el caso de extranjeras.

¿Cuánto se va a dar?

La respuesta nos la da un Estudio de sueldos a través de la comparación contra mercado. Respondiendo a las siguientes preguntas: ¿En qué nivel de competitividad se quiere estar en compensación total contra mercado? ¿Cuánto significa eso en dinero y cuál es la situación actual, la posición comparativa? ¿Cómo está la composición entre la compensación fija y variable persona por persona y su comparación contra mercado?

Estudio de sueldos y salarios SH - Comparativo contra mercado

¿Cuál es la mezcla ideal entre la compensación fija y variable?

La regla que no falla es a los puestos de línea; para ventas y producción por ejemplo, el peso del variable será mayor que en los puestos de apoyo que son menos medibles y con impacto menos directo en los resultados. Mientras más directo a los resultados más variable.

¿Qué es lo que se les va a dar?

A esta pregunta se tienen un abanico enorme de posibilidades que pueden ir desde la oportunidad de formar un patrimonio para un negocio propio, becas para los hijos en escuelas o universidades caras, en fin, la imaginación no tiene límite. Mi propuesta de solución es que cada uno decida lo que quiere recibir como bono por resultados, una solución tipo menú. Otra alternativa es únicamente efectivo y cada quien hace con ese dinero lo que quiera. Cuidado con el tema fiscal para la empresa y para el Directivo.

Cualquier esquema de compensación variable o plan de bonos ejecutivos que se diseñe se contrastará con:

a) La cultura de la empresa

b) Los motivadores del personal

Si no está en consonancia con ambos aspectos, lo más probable es que falle.

Los esquemas de compensación variable a Directivos son como la graduación de los anteojos, cada persona es diferente y la de cada ojo es distinta.

Por Alejandro Fernández del Castillo Flores
Consultor de dirección y consejero de empresas.

Deja un Comentario

Evaluación de puestos: importancia y métodos Reflexionando las 5 tendencias laborales más destacadas en 2018