Acoso Laboral Qué Es y Cómo Prevenirlo

Acoso Laboral: Qué es y cómo evitarlo

Se le llama acoso laboral cuando existe una interrelación profesional que genera un daño a la estabilidad psicológica, personalidad, dignidad o integridad de un colaborador por medio de acciones de intimidación sistemática y persistente, tales como: 

  • Descrédito 
  • Insultos
  • Humillaciones
  • Devaluación
  • Marginación
  • Indiferencia
  • Comparaciones destructivas
  • Rechazo
  • Restricción a la autodeterminación 
  • Amenazas

Cuando estas llevan al trabajador a la depresión, al aislamiento y, a la pérdida de su autoestima; estamos entonces ante un caso típico de “Abuso Laboral”. 

El acoso laboral es más común de lo que pensamos, ya que muchas veces no nos percatamos del efecto que nuestras palabras tienen en otras personas. Mientras que para algunos pueden ser conductas normales, para otros, nuestras palabras pueden ser hirientes a tal grado de afectar severamente el autoestima. Nadie experimenta en cabeza ajena. 

 

El Acoso Laboral en México

En los lugares de trabajo mexicanos es muy común  bromear entre los colaboradores, pero estas burlas pueden salirse de control y empezar a ser un tipo de agresión, especialmente cuando se trata de apodos, sobrenombres, descriptivos y tratos que dejan de ser amigables y comienzan a ser un tipo de abuso.  Por lo anterior, tendríamos que preguntarnos: ¿en qué momento hemos permitido que esto suceda y sea parte del día a día en la empresa? 

Desde muy jóvenes estamos expuestos a ambientes sociales en los cuales estas conductas pueden ser normales, tales como la escuela, equipos deportivos y grupos de amigos. Cuando entramos en un ambiente laboral, estas conductas llegan con nosotros y vuelven a suceder. 

Pero, ¿esto debería ser lo normal?, ¿estamos acostumbrándonos a este tipo de ambientes?

Definitivamente no, cada vez más es una realidad que; organismos internacionales, gobiernos, empresas y personas, seamos conscientes de no permitir estas conductas y denunciar cualquier abuso. Se está combatiendo el abuso desde las escuelas hasta los lugares de trabajo debido a los efectos negativos que genera contra nuestro bienestar, sin embargo, estamos muy lejos todavía de presumir indicadores de ir ganado la batalla contra el abuso laboral. 

 

Recursos Humanos

Inicios del acoso laboral

Hablar del Acoso laboral, también llamado “Mobbing”, -bautizado así en los años 80 por el psicólogo y psiquiatra Heinz Leymann y cuyo término deviene del verbo en inglés “mob”, que significa “acosar”-; es hablar de uno de los temas menos tratados de forma abierta (más a nivel de estadística) y uno de los problemas más comunes y preocupantes en nuestra vida laboral. 

Aunque el acoso laboral pudo haber estado presente desde mucho antes en ambientes tanto laborales como escolares, deportivos, el ejército y familiar, no fue hasta este momento en que se comenzó a detectar como un problema que además de afectar a la persona en cuestión, tiene un efecto negativo en la organización completa. 

¿Por qué no lo escuchamos tan frecuentemente?

En el trabajo, muchas veces los jefes y compañeros realizan abuso laboral con el fin de que una persona renuncie a su empleo. Estamos seguros que este tema lo abordan los colaboradores en sus espacios de convivencia, tiempos libres, comida e incluso fuera de la organización. 

Cuando esto sucede, la víctima piensa: “¿qué puedo hacer?”, “así son las cosas”, “la empresa no me creerá”, “¿a quién debería acudir?”. 

Entonces, ¿dónde queda la credibilidad en la aplicación de leyes e instituciones encargadas de impartir justicia?, ¿Dónde está la credibilidad de la empresa con las personas?. 

Lamentablemente los colaboradores creen que nadie los puede ayudar, o muchas veces piensan que es vergonzoso contar sus problemas a sus superiores y, en consecuencia, no levantan la voz y continúan su vida hasta que no aguantan más.

 

Sus efectos

Revisa tu índice de rotación de talento, de desmotivación y ausentismo, gastos por procesos jurídico-laborales, la afectación de la pérdida de talento al desarrollo y proyectos de la empresa. 

El acoso laboral no es un factor directamente proporcional a estos problemas, pero existe una alta contribución a los mismos.

El efecto más devastador del acoso laboral son las consecuencias personales que trae para las víctimas, quienes pueden llegar a sufrir de ansiedad, depresión, desmotivación, estrés desmedido, ausentismo, la pérdida de su trabajo, daño a su reputación, e incluso afectación en sus relaciones personales y familiares. En casos extremos puede llegar al suicidio.

 

¿Tu empresa propicia el acoso laboral?

En una cultura donde se permite la discriminación, donde no se desarrolla el liderazgo orientado a la persona, donde no existen normas, un Reglamento Interior de Trabajo o al menos un Código de ética, mecanismos de denuncia y, todavía más importante, la credibilidad en la aplicación y apoyo a la persona; probablemente sea un centro de trabajo donde se tolere el acoso.

Pregúntate, ¿Cómo está tu clima laboral?, ¿tus líderes contribuyen al índice de acoso laboral?, ¿qué tan tenso es el ambiente en las áreas de trabajo?, ¿cómo está el trabajo en equipo?. 

De acuerdo a un estudio de la UNAM en 2019, al menos el 20% de los trabajadores en nuestro país han padecido acoso laboral y 60% ha sido testigo. Entonces, ¿solo es un tema sin atender por parte de la empresa? o ¿tenemos complicidad en hacer caso omiso? 

 

Acoso Laboral: Qué es y cómo evitarlo

¿Cuándo sucede?

El acoso laboral puede llegar de múltiples fuentes y direcciones, incluso puede suceder fuera del trabajo. Es de vital importancia conocer cuando un miembro del equipo está siendo acosado de forma indirecta, ya que puede pasar completamente desapercibido por otras personas. 

Acoso Digital

Cuando un miembro del equipo de trabajo es acosado a través de los medios digitales, ya sea a través de redes sociales, mensajería instantánea, correo electrónico, videos, fotografías o más. Este medio de intimidación se destaca por su discreción, lo que hace muy probable que nadie sepa cuando ocurre si la víctima no lo comunica. 

Chantaje

Cuando se intimida a otra persona con información, imágenes o videos que la víctima no desea que se divulguen, con el objetivo de manipulación, hacer daño u obtener beneficios en el trabajo. 

Relaciones fuera del trabajo

Muchas veces sostenemos relaciones personales fuera del trabajo con nuestros compañeros, sin embargo, cuando una de estas relaciones es utilizada por uno de sus miembros para oprimir a la otra persona, generar estrés innecesario o el ya mencionado chantaje con consecuencias o acciones dentro del ambiente laboral, cruza la barrera entre un conflicto personal y se convierte en acoso laboral. 

Es difícil que las víctimas distingan cuando se cruza esta línea, por lo que es de suma importancia que se reporte en cuanto se percaten de que un abuso personal se ha convertido en abuso laboral.

Discriminación

Si una persona es constantemente tratada con faltas de respeto, desigualdad, inmoralidad, agresión, amenazas o inferencia por parte de sus compañeros debido a su origen étnico, orientación sexual, género, ideología política, religión y más. 

En estos casos es posible que el agresor sea un superior y se lleve a cabo en maneras imperceptibles a simple vista, tales como falta de oportunidades, desigualdad de condiciones, sueldo menor al de otros compañeros en la misma posición, o carga de trabajo excesiva. Lo que nos lleva al siguiente punto.

Bossing

Se le llama de esta manera cuando un jefe acosa a uno de sus subordinados. Debido al poder que puede ejercer un superior sobre su equipo, el bossing se puede manifestar de muchas maneras, desde tener injerencia en los sueldos, prestaciones, beneficios, carga de trabajo o acciones disciplinarias desmedidas. 

Cuando un directivo sin superiores, tal como un director general o miembro de la mesa directiva, es quien lleva a cabo estas conductas, el colaborador puede apoyarse por la vía legal a través del área de Recursos Humanos.

Acoso Ascendente

Es la condición opuesta al bossing, es decir, cuando los miembros del equipo, ya sea uno o más, acosan a su jefe o supervisor. 

Se puede abusar laboralmente de un superior en muchas formas, especialmente a través del chantaje o cuando muchos compañeros extorsionan a su jefe. 

Acoso Laboral: Qué es y cómo evitarlo

¿Cómo prevenirlo?

¿Qué deberíamos hacer? Primero, conocer los fundamentos legales en donde nos podemos apoyar: la legislación considera a este fenómeno como violencia laboral, con base en el art. 3o. Bis, LFT y punto 7.2, inciso g), subinciso 1) y, claro está, en la NOM-035-STPS-2018.

Una vez que conocemos los apoyos legales, es importante que se implementen acciones preventivas, a efecto de evitar llegar a su aplicación:

Diseñar con el Comité Directivo el tipo de cultura que debe prevalecer en la organización.

Incluir estatutos de prevención de acoso laboral y sus consecuencias, de forma clara en el Reglamento Interior o Código de ética, si no existen estos últimos, desarrollarlos.  

Concientizar a la línea directiva de la importancia y las consecuencias de incumplimiento de dichas disposiciones.

Promover en toda la empresa una cultura de respeto y cordialidad y, el fomento al reconocimiento.

Crear un mecanismo de solución de conflictos, invitando a los colaboradores a no quedarse callados y resolver cualquier mal entendido.

Implementar medios de comunicación confiables y con alto grado de secrecía (por ejemplo el llamado teléfono rojo o hotline) y, lo más importante que sea ágil y genere confianza total.

El logro de distintivos que reconocen la equidad, buenas prácticas y el cuidado de la gente, pueden favorecer a desmotivar el acoso.

El compromiso para tener una cultura donde el abuso laboral sea previsto, controlado y sancionado.

La Organización debe entonces, incentivar la cultura adecuada, donde su mayor beneficio será la utilidad, la optimización de costos y el incremento de productividad. 

Por su parte, como colaboradores debemos reconocer, honrar y vivir las conductas solicitadas por la empresa y claro está, denunciar cualquier desviación a los lineamientos dispuestos.

Recursos Humanos

Conclusión

El acoso laboral o mobbing ocurre con más frecuencia de lo que pensamos, incluso podrías ser víctima o agresor sin siquiera haberlo percibido. 

Las empresas deben tomar medidas efectivas e inmediatas para combatir el acoso laboral para que se pueda evitar y mitigar de forma definitiva. 

Crear un ambiente de confianza en el que los trabajadores se sientan libres de hablar y sepan que serán escuchados, es el elemento clave, ya que el motivo por el cual estas conductas continúan es porque las personas no hablan de ello y, en consecuencia, nadie hace nada para evitarlo. 

Si eres víctima del acoso laboral o eres testigo de ello, repórtalo a tus superiores, al área de Recursos Humanos, o a las autoridades para que se tomen medidas y sigamos mejorando nuestros ambientes de trabajo. 

Si quieres conocer más acerca de SH de México, entra aquí para que conozcas nuestros servicios.

También puedes encontrar más notas como esta en nuestra sección de blog y seguirnos en LinkedIn, Facebook e Instagram para que estés al tanto de la información que publicamos constantemente. 

Acoso Laboral: Qué es y cómo evitarlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Recibe la mejor información

  • Recibe la mejor información