La compensación variable como estrategia para el logro de objetivos 2021

Remuneración variable

Mucho se ha escrito respecto de la compensación variable, aún así, resulta necesario precisar dos cuestiones: ¿Qué es? Y ¿Para qué sirve?

Ya que en un año tan complicado como el 2020, es importantes lograr:

  • Optimizar recursos
  • Maximizar los esfuerzos
  • Desempeño
  • Reconocimiento del Capital Humano

Deben ser perfectamente planeados y presupuestados.

¿Que es un sistema de compensación variable?

Para lo anterior, es importante establecer que un sistema de compensación variable es un método de remuneración que se basa en el pago de retribuciones a los colaboradores. Esto con base en una serie de variables medibles y previamente acordadas.

Es decir, el colaborador sujeto a un sistema de compensación variable, cobra con relación a sus resultados. Y su remuneración va en relación el número de hitos/metas/objetivos conseguidos.

En el sistema de compensación variable puede existir un sueldo fijo (o no). Pero este variará en función del rendimiento y desempeño del colaborador. Por supuesto, el colaborador debe conocer todos los requisitos y condiciones del sistema.

La empresa establece de forma libre y sobre todo creativa su propio sistema de compensación. Esto dependiendo de varios factores como:

  • Tamaño
  • Ubicación geográfica
  • Resultados económicos
  • Sector de negocios, entre otros.

¿Qué hace a un sistema de compensación variable exitoso?

Contar con un modelo de compensación variable tiene dos beneficios claros:  

1.- Proporciona una recompensa por alcanzar objetivos de rendimiento. Incluidas:

  • Las ventas.
  • Rentabilidad.
  • Productividad, entre otros factores. 

2.- Si no se cumplen los objetivos, entonces no se otorgan los bonos completos. Y a su vez, la empresa no está expuesta a un pasivo financiero no financiado.  

Cuando se combina un salario base con la compensación variable, se debe asegurar que el salario base sea suficiente para atraer talento.

Esto para que se impulse a los colaboradores a lograr el cumplimiento. Y por tanto, conseguir una compensación variable atractiva que impulse los objetivos de la empresa. Es un ganar-ganar para todos los involucrados.

¿Qué considerar para que el sistema de compensación variable no falle?

Con frecuencia, las empresas utilizan la investigación de mercado para comparar sus salarios. Para después poder ajustarlos hacia arriba o hacia abajo para ser más justos y equitativos.

Se puede adoptar un enfoque similar en la construcción de un programa de compensación variable. Sin embargo, para evitar que este falle se recomienda considerar:

  1. Alinear sus objetivos corporativos con los modelos de compensación de los colaboradores. 
  2. Actualizarlos periódicamente y verificar que continúan siendo aptos para el propósito de la Organización.
  3. No vincular bonificaciones variables a indicadores que están fuera del control del colaborador. Creando así una falsa impresión de que la compensación se incentiva.
  4. Evitar diseñar modelos de compensación variable sin estar alineados con la Planificación y Análisis Financiero. Y así tener claridad de las implicaciones financieras.
compensación variable

Las empresas no necesitan crear modelos de compensación demasiado complicados para atraer y retener el mejor talento. Más bien, los modelos de compensación variable deben poseer 3 características esenciales:

  • Directos.
  • Claros
  • Evitar cualquier tipo de confusión para su otorgamiento.  

Adicional a lo anterior, se recomienda alinear la compensación variable a tres elementos clave:

Rendimiento personal.

Establecer perfectamente los objetivos, juntamente con el colaborador. Y alinearlos a la estrategia del negocio y su periodicidad de logro.

Rendimiento grupal.

Considerar el trabajo de los colaboradores en grupo. Ya que el trabajo colaborativo fortalece la cultura organizacional y potencializa los resultados.

 Rendimiento de la empresa.

La organización debe funcionar financieramente para que los bonos sean otorgados y sean sustentables por las propias acciones individuales y grupales. Si no se generan fondos no hay posibilidad de pagar los bonos a pesar del esfuerzo que tengan los colaboradores.

Todo lo anterior está muy bien. Sin embargo, ahora debemos ubicarnos en la realidad actual o en la ya tan denominada “nueva normalidad”.

Donde la creatividad, la estrategia y una visión holística deben retarse para crear un sistema ad hoc a las condiciones actuales. Ya que esto mencionado, influye en gran medida, la compensación variable en una empresa.

compensación variable

Nuestras recomendaciones para sortear de mejor manera esta contingencia son:

Enfoque total a la estrategia definida.

Establecer perfectamente los objetivos de contribución de dicha estrategia. Más claro, en estos momentos se deben lograr los resultados que permitan la continuidad del negocio (orientación hacia lo que importa).

Diseñar propuestas.

Estas deben ser pensadas en las necesidades internas de los colaboradores. Buscando que sean más empáticas con sus expectativas y necesidades internas.

Establecer un sistema donde la filosofía es “Todos Juntos”.

Afrontando y viviendo la misma situación, en un clima de justicia y transparencia. Donde se evite a toda costa cualquier malentendido.

Fijar un mismo objetivo.

En un momento donde será complicado una revisión salarial, el establecimiento de retos que permitan incrementar los beneficios del colaborador orientados al logro. Estos se convierte en una herramienta para colocar a todos por el mismo objetivo.

Frente a condiciones cambiantes y entornos inciertos.

Deben establecerse metas flexibles y revisadas continuamente para su pronta adecuación.

Retroalimentación constante y oportuna.

Asegurar que el desempeño y la compensación variable de los resultados está siendo entendida y alcanzada con base en lo planificado. Buscando la eficiencia en rentabilidad y eficiencia operativa.

Revisar la periodicidad del pago de la retribución.

Esto debe ser en periodos más cortos de tiempo para conservar la inercia del desempeño y mantener la motivación al resultado.

Establecer un programa de comunicación claro.

Esto con el fin de saber cómo se están logrando los objetivos y su relación con los beneficios por otorgar. Es decir, brindar toda la transparencia e información para evitar cualquier desmotivación por la falta de claridad de la información.

No cabe duda de que durante este 2021 seguiremos enfrentándonos con ambientes cambiantes. Y la capacidad que tenga la empresa de reinventarse y ser creativa en sus planes compensación variable. Sin duda serán un factor clave para la sustentabilidad del negocio.

¡Contáctanos! y nosotros te podemos brindar una consultoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Recibe la mejor información

  • Recibe la mejor información

  • Abrir chat